Declaración del CEFyB de cara a la Asamblea Universitaria del 4/12

Contra la reelección de Barbieri y el ajuste de Macri en la Universidad este lunes VAMOS A LA ASAMBLEA UNIVERSITARIA.
Rechacemos esta farsa, vamos por la democratización de la UBA.
8.30 HS – Teatro de La Ribera – La Boca

La reelección de Barbieri es la reforma de Macri en la UBA
MARCHEMOS CONTRA LA ASAMBLEA UNIVERSITARIA
Por la democratización y la defensa de la universidad pública

El Centro de Estudiantes de Farmacia y Bioquímica convoca a movilizar el lunes 4 de diciembre a las 8:30 al Teatro La Ribera (Don Pedro de Mendoza y Almirante Brown – La Boca) en donde se llevará a cabo la Asamblea Universitaria que votará al Rector de la UBA para los próximos cuatro años. Rechazamos la inevitalbe reelección del rector de Barbieri, que viene a dejar pasar la reforma de Macri en nuestra universidad.

La Asamblea de la UBA, reforzando la orientación que viene llevando el rectorado, se pondrá a tono con las exigencias de ajuste expresadas por el presidente Macri y su paquete de reformas anti-obreras, contra los derechos laborales y previsionales, la educación y la salud públicas.

Como ya ocurrió con la reforma laboral, el espejo donde debemos mirarnos es Brasil. El Banco Mundial acaba de “sugerirle” al gobierno de Temer que arancele la universidad pública. Ese es el destino final de las políticas que se diseñan para nuestro país, cuyo presupuesto está agobiado por el saqueo de los recursos del Estado en pos de una deuda usuraria que se multiplica y los beneficios crecientes al gran capital. Es para ello que se montó una campaña de desprestigio de la educación pública, con pruebas estandarizadas que simulan ignorar la crisis social y la utilización de la tasa de graduación de forma abstracta y descontextualizada. Manifestamos que el grave problema de la deserción y, más aún, la imposibilidad efectiva de la masa de la juventud de siquiera ingresar a la universidad no justifican nuevos ajustes, sino que denuncian las políticas de hundimiento de las condiciones materiales de la población y de la propia educación pública que ejecutaron todos los gobiernos de turno hasta la fecha.

¿Quién elije en la UBA?

La asamblea se reune con el único objetivo de reelegir a su autoridad, dejando afuera el debate respecto al régimen de falso cogobierno y reafirmando el monopolio del poder político en un puñado de profesores. Es por esto que no se nos informó la hora y el lugar de realización de la asamblea sino hasta el viernes a las 18hs, y es por esto que la Asamblea se realizará por la mañana del lunes en un teatro en La Boca, saboteando la participación del movimiento estudiantil, docente y no docente en la Asamblea.

A 100 años de la Reforma Universitaria, la negación de un gobierno democrático para la UBA es la llave para la profundización de una política mercantilista y el ataque a los derechos de sus trabajadores. Rechazamos la sub-representación para los miles de docentes auxiliares y profesores interinos que votan en el claustro de graduados, disueltos bajo el peso de intereses corporativos ajenos a la universidad. Condenamos que los estudiantes, la absoluta mayoría, cuenten con una representación decorativa y que los trabajadores no docentes sigan excluidos de la posibilidad de elegir representantes con voto, lo mismo que todos los docentes del CBC y de los colegios preuniversitarios.

La política macrista en la universidad

Alertamos que la contra-reforma macrista ya está en curso en nuestra universidad. En el plano laboral, la reelección de Barbieri es la continuidad de los salarios insuficientes, los 10 mil docentes que trabajan gratis, la reafirmación en el estatuto de las cesantías a los mayores de 65 años, la no aplicación del Convenio Colectivo de Trabajo docente, el vaciamiento de DOSUBA y la tercerización de buena parte del personal no docente. A esto debe añadirse el plan oficial de “armonización” de las cajas previsionales que liquida el 82% móvil conquistado por la docencia universitaria con años de lucha. En el plano de la salud, es el persistente vaciamiento del Hospital de Clínicas, cuya promesa de “nuevo edificio” quedó literalmente en la nada.

En el plano de las carreras, son las reformas que tienen como común denominador el acortamiento del grado, la introducción del trabajo gratuito obligatorio para los estudiantes y la derivación de la especialización al posgrado arancelado.

Por último, en el plano presupuestario, implica la prolongación de las aulas abarrotadas en las carreras de grado y los edificios que no se terminan o se vienen abajo, mientras crece la dependencia de los recursos propios y de los convenios con empresas como Monsanto, Benetton y el más reciente con las escandalosas represas de Santa Cruz, liquidando la imprescindible autonomía de la labor científica y su vinculación con las necesidades populares y las de un desarrollo nacional independiente.

El papel de los “decanos progresistas”

Días atrás, el espacio “Otra UBA es posible” que nuclea a las gestiones de Exactas y Filosofía (los decanos “progresistas” coptados al kirchnerismo) anunció que impulsará la candidatura de Víctor Ramos, un lobbysta de las corporaciones mineras y petroleras, responsable de elaborar el informe de la UBA sobre el yacimiento Bajo la Alumbrera, luego de que el Consejo Superior aceptara los fondos de la minera. En el mismo realiza una acalorada defensa de la minería a cielo abierto y reduce sus “desventajas” al impacto “paisajistico”, obviando los derrames de metales pesados, la sequía de ríos y arroyos y el aumento de los casos de cáncer que denuncia el pueblo de Andalgalá y que llevaron finalmente a que la Justicia ordenara su cierre. Se trata de uno de los episodios más brutales del sometimiento de la universidad al capital privado.

En la Facultad de Exactas es desde hace años un ferviente impulsor de la acreditación a la CONEAU y de la adecuación de las carreras y la investigación científica a las necesidades empresariales. Ramos expresa la fracción más derechista de la camarilla de profesores que dirige Exactas a tal punto que su “curriculum” incluyó reunirse con Videla en plena dictadura militar como miembro de la junta ejecutiva del Congreso Geológico Argentino.

La insistencia del espacio “progresista” en presentar una candidatura alternativa a rector, luego de haber co-gobernado años y años con Hallú y Barbieri y sin presentar programa alternativo alguno, es su forma de seguir contribuyendo a la farsa de una democracia universitaria que no es tal, recibiendo a cambio algún puesto menor para La Cámpora en el Rectorado. La elección de Ramos como candidato muestra su incapacidad de ofrecer un rumbo alternativo al de Barbieri y Franja Morada.

A nivel nacional, las leyes regresivas del macrismo solo logran progresar por la complicidad de gobernadores y legisladores supuestamente opositores y de la burocracia sindical. Lo mismo ocurre en la UBA, pero más allá del aval que los decanos y las burocracias de APUBA, ADUBA y FEDUBA puedan entregarle a Barbieri y sus reformas, las autoridades tendrán que chocar con el movimiento estudiantil, docente y no docente, que cuenta con importantes organizaciones recuperadas y ya demostró enormes reservas de lucha y probada experiencia en la defensa de sus intereses y conquistas.

Estudiantes, docentes y no docentes por la democratización

Es sobre la base de este balance que el CEFyB hace suya la convocatoria la AGD-UBA y la FUBA para reimpulsar la lucha por la democratización de la UBA y convocamos a todos los estudiantes, docentes y no docentes de FFyB a un gran acto el próximo 4 de diciembre por la defensa de la universidad pública. Como se trata de una y la misma lucha, adherimos a la convocatoria para el 6 de diciembre contra la reforma laboral.

A través de nuestros consejeros en la Asamblea rechazaremos el temario oficial y exigiremos que se aborden todos los problemas que afectan hoy a la universidad pública, empezando por el repudio a los ataques del gobierno y el reclamo de un aumento presupuestario de emergencia.

Desde el CEFyB, convocamos al conjunto de los estudiantes a movilizarse junto con los docentes y no docentes a la Asamblea Universitaria por este programa: 
– Abajo las reformas del gobierno y sus implicancias en la universidad
– Aumento presupuestario de emergencia. Culminación de todas las obras comprometidas y una partida extraordinaria para resolver la crisis del Hospital de Clínicas. Por un fondo especial que cubra las necesidades de infraestructura a partir de un relevamiento de estudiantes, docentes y no docentes.
– Defensa del 82 % móvil para docentes y 85% para investigadores.
– Democratización de la UBA. Por un claustro único docente, plena ciudadanía para docentes del CBC y preuniversitarios, respeto a la autonomía de los colegios, mayor representación estudiantil, voz y voto para los trabajadores no docentes.
– Aplicación del Convenio Colectivo de Trabajo Nacional en la UBA. Basta de acuerdos truchos y a la baja firmados entre el rectorado y las burocracias sindicales. Media canasta familiar para el cargo testigo. Salario para los 10 mil docentes ad honorem. No a las cesantías compulsivas a los 65 años. Pase a planta de todos los tercerizados.
– Basta de vaciamiento en DOSUBA. Suspensión de los aumentos arbitrarios y financiamiento para asegurar su normal funcionamiento. Apertura de los libros y seguimiento de sus cuentas bajo el control de representantes electos por docentes y no docente.
– No al Plan Maestro y la degradación de títulos y carreras de grado. No al trabajo gratuito obligatorio para recibirse. Que ninguna reforma se apruebe sin el voto de los estudiantes. Gratuidad de los posgrados. No a la Coneau y el Sistema de Reconocimiento Académico. Derogación de la LES.
– Vigencia del ingreso irrestricto. Anulación de la correlatividad en bloque en el CBC, los cupos, ranking y toda forma de limitacionismo en las carreras.
– Abajo las pasantías y prácticas precarizadoras. Por un régimen de pasantías realmente formativas y con salarios de convenio bajo control de las organizaciones estudiantiles.
– Boleto educativo gratuito para estudiantes, docentes y trabajadores de la Universidad.
– Financiamiento único del Estado. Revisión de todos los convenios con empresas y anulación de aquellos que refuerzan la privatización.
– Por una Asamblea Universitaria realmente democrática de los estudiantes y trabajadores de la UBA para reorganizarla sobre nuevas bases políticas, sociales y pedagógicas.

Los comentarios están cerrados.